Quien Paga La Universidad Luego De Un Divorcio? Depende De Cómo Se Establezca

A pesar de que muchos padres pudieran considerar la manutención como una parte importante en un litigio y transacción de divorcio, muchos de ellos se olvidan de lo que muchas veces constituye el mayor gasto respecto de los hijos: El pago de la universidad. Para los habitantes de Nueva York dicha omisión puede salir extremadamente cara. Las cortes de Nueva York tienen una visión "pro niño" cuando se trata de la responsabilidad de los padres del pago de la universidad de sus hijos y otros gastos como libros y hospedaje. De hecho, la Legislatura del estado ha dejado claro que espera que las cortes consideren una serie de factores cuando determinen la responsabilidad de los padres de pagar. Estos factores incluyen:

  • El mejor interés del niño;
  • La habilidad del padre o padres de pagar;
  • Los antecedentes académicos de los padres;
  • Los antecedentes académicos del niño, habilidad académica y esfuerzo académico.

Otro gran aspecto en la determinación de la responsabilidad del padre por los costos de universidad luego de un divorcio en Nueva York es lo que se ha denominado el tope "SUNY". En resumen, un tope SUNY (State University of New York), cuando ha sido contemplado en el acuerdo de divorcio, hace que los padres acuerden limitar sus contribuciones a los pagos de la matrícula universitaria basado en el costo de asistir a una universidad SUNY. Aunque las cortes pueden aceptar los acuerdos de tope SUNY debidamente redactados, pueden haber un sinnúmero de inconvenientes si los litigantes no saben cómo enfrentarlos. Abajo enumeramos algunos aspectos importantes para considerar:

Asegúrese de definir para cual SUNY el tope ha sido establecido. Hay docenas de escuelas en el sistema SUNY y muchas de ellas tienen gastos de matrícula que varían por varios miles de Dólares. Por lo tanto, especifique para cual escuela ha sido establecida la matrícula. Y si se decide por la escuela con el costos más alto, tenga cuidado con el lenguaje general, ya que algunas escuelas privadas más caras tales como la de Ivy League, Cornell, tienen programas basados en el estado. Si desea que estos se incluyan, especifique que han sido incluidos SUNY de concesión de tierras. Si no desea incluir dichos programas de alto costo, debe especificarlo.

Asegúrese de especificar el tiempo: los topes de matrícula debe idealmente ser basados cuando los hijos están asistiendo a la universidad, no en el momento en que el acuerdo es ejecutado, ya que los gastos de universidad sólo aumentan con el tiempo. Por el contrario, si sólo desea contribuir una suma específica de cada padre, especifique dicha suma o la matrícula SUNY al momento de que el hijo entre en la universidad hasta x suma por año. También, sepa que algunas veces las cortes imponen una suma más allá de tope SUNY donde se establece un "a ser determinado" en los costos de universidad--No hay presunción de tope SUNY. Dicha presunción sólo aplica si se incluye inicialmente en el acuerdo de los padres.

Los costos de universidad van más allá de la matrícula. Hospedaje, dieta, libros y otros gastos deben, si las partes desean que estos se incluyan, ser especificados en detalle. De otro modo, la corte limitará la responsabilidad de los padres sólo a lo que se ha establecido. Esto también aplica a la matrícula para estudiar en el extranjero. A menos que se especifique, la corte no podrá decidir obligar a un padre a contribuir más allá de la matrícula regular.

Considere los gastos pre-universitarios. Si sus hijos no están ya en la universidad o no han hecho su selección, las partes deben especificar sus responsabilidad para los costos pre-universitarios: exámenes de admisión tales como los SAT y tutorías, vistas a las universidades, tarifas de solicitud y similares. Si los padres no van a ser responsables de pagar, deben incluir el lenguaje que establezca esto o la corte es propensa a imputar un porcentaje de dichos gastos sobre ellos, dependiendo de las circunstancias. De forma similar, asegúrese de especificar que estos términos y pagos aplican sólo a la universidad. Si un acuerdo de transacción establece " educación post-secundaria" el padre podría quedar comprometido para los post grados también. Aún si el padre desea pagar por parte de los estudios de post grado, esto debe siempre ser especificado con el mismo nivel de detalle.

Se debe especificar el impacto de otras formas de financiamiento. A menos que se acuerde en el acuerdo de transacción, las partes no pueden usar los ahorros para la universidad previos al divorcio tales como Regalo Uniforme a Menor o Ahorro Estatal 529 para mitigar sus costos futuros de universidad. Las partes deben acordar esto en detalle escrito para que ocurra. Las partes también deben tener un lenguaje que determine si las becas y concesiones de los hijos se usarán para sufragar los costos de los hijos o para mitigar las responsabilidades respectivas de los padres por el pago de la universidad. De otro modo, la corte es más probable que lo impute al hijo. Un padre también deberá pagar por los préstamos estudiantiles a menos que se especifique que su hijo tendrá que tomar préstamos para cubrir las partes que los padres no pueden pagar. Un padre pudiera tener que pagar el préstamo estudiantil de sus hijos para la universidad en su proporción si no especifican que sus hijos son responsables por dichos préstamos.

Considere el impacto sobre los pagos de manutención. Existe lo que se llama el crédito "Rohr" que el padre que no tiene la custodia puede aplicar para reducir sus gastos de manutención para un hijo que va a la universidad si reside fuera del hogar durante los meses que está en la universidad. Sin embargo, el crédito máximo no puede reducir la proporción de manutención de un padre de modo que sea menos que el mínimo para cualquier hijo que no esté en una escuela fuera del hogar. Adicionalmente, los créditos no aplican a ningún pago hecho de fondos ahorrados o fideicomisos, son exclusivamente para los gastos de bolsillo de los padres.

Esté claro en cuanto a cuándo termina la manutención. No todas las experiencias universitarias de los hijos duran cuatro años. Algunas veces puede durar dos, otra veces seis. La manutención tradicionalmente sólo dura hasta los 21, pero muchos estudiantes tienen 22 años en su último semestre en un plan de cuatro años. Por lo tanto, especifique en cualquier acuerdo si el padre deberá cubrir los gastos de los cuatro años, un grado en particular o hasta cierta edad (tal como 22 años en vez de 21) usado bajo la Ley Estándar de Manutención.

Si bien puede ser difícil estimar cuales son las responsabilidades de pago de la universidad, ya sea que esté usando un tope SUNY o pagando por completo una universidad privada, especifique en gran detalle y lenguaje preciso por lo que cada parte es responsable en su acuerdo de divorcio. Es la mejor forma de evitar disputas de costos de universidad y litigios después.

Categories

"I absolutely recommend Peter Cedeño"

  • Please enter your name.
  • Please enter your email address.
    This isn't a valid email address.
  • Please enter your phone number.
    This isn't a valid phone number.
  • Please make a selection.
  • Please enter a message.